La tendencia global actualmente gira en torno a la reconfiguración de los puestos de trabajo, en respuesta a la necesidad de generar impacto social desde el sector empresarial.

Pareciera que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ya no es suficiente, sino que se comienza a hablar ya de «empresa social». Sofía Calderón en su artículo publicado en el Forbes Centroamérica indica que más del 90% de empresas comprometidas con generar impacto en la población manifiesta estar palpando el ROI esperado.

Satisfacción del cliente, retención de talento, mejor apreciación de marca, rendimiento financiero, son algunos de los elementos positivos que, según Calderón, se derivan de dirigir a la empresa desde una perpectiva con foco en el impacto social.

Fuente: Sofía Calderón – Forbes Centroamérica

Ir a la noticia…