De acuerdo con Francois Botha, colaborador de Forbes, en las empresas familiares se requiere hacer énfasis en la preparación para el liderazgo empresarial. El futuro líder debe poseer una combinación efectiva de habilidades duras y blandas para poder conducir con éxito la empresa. Esta exigencia repercute en la formación que se recibe desde la academia, pues es cada vez más necesario un programa de educación cooperativo, que permita la aplicación del aprendizaje académico en contextos laborales; incluso las experiencias de voluntariado se están convirtiendo en factores importantes al momento de evaluar la preparación de un candidato para un puesto de trabajo. Botha propone algunas recomendaciones para educar a la próxima generación…

Fuente: Francois Botha – Forbes

Ir a la noticia…